Corporacion Evangelistica Dios en nosotros vive. Defendiendo la Sana Doctrina"
  En esto Creemos
 


I. MORAL

Nuestra moral se sustenta en las más altas normas y principios cristianos, 

revelada en su santa palabra

éticos, de respeto, rectitud, honestidad y humildad, dados por Dios para su pueblo.

II. DOCTRINA

Nuestra doctrina es Cristo céntrica y basada en la Biblia; no fusionada con tradiciones y enseñanzas humanas.

sino fundamentada en las enseñanzas más puras de la Palabra de Dios;

la autoridad más confiable que fue tomada de los manuscritos originales.

Las Sagradas Escrituras contienen 66 libros, los cuales no son de interpretación privada,

porque los santos hombres de Dios, hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

(2 Timoteo 3:15-17; 2 Pedro 1:20-21)

Creemos en:

- Un solo Dios en tres personas.

Padre, Hijo y Espíritu Santo; eterno, invisible a vista humana , pero real, el cual creó todo

 el cielo y la tierra las mas y las fuentes de las aguas. porque  El tenía un plan.

Mateo 3:16-17; 28:19; Génesis 1:26; Juan 14:23; 1 Juan 5:7; 2 Pedro 1:17-18; Apocalipsis 5.

- La salvación del hombre, únicamente por la fe en Jesucristo.
 
El hombre pecó, separándose así de Dios y no se puede salvar por sí mismo. 

Hechos 4:12; Romanos 10:13-15; Tito 3:5-7.

- El nuevo nacimiento.

Juan 3:3-6; 1 Pedro 1:23; 2 Corintios 5:17.

- La justificación por la fe únicamente en Jesucristo.

Quien vino al mundo siendo concebido sobrenaturalmente por obra del Espíritu Santo en 

María virgen,

siendo completo hombre y completo Dios, vivió sin pecado, murió en una cruz, resucitó al
 
tercer día,

subió al Padre y vive para siempre.

Lucas 24:45-47; Romanos 5:1; Tito 3:7.

- El bautismo en agua por inmersión.

Según lo ordenado por Cristo, como parte de los dos únicos sacramentos que El mismo 

estableció:

“El Bautismo y La Santa Cena”, bautismo realizado sólo después de creer y arrepentirse.

Mateo 28:19; Marcos 16:16; Hechos 16:31-33.

- El bautismo en el Espíritu Santo.

El cual es posterior a la salvación del hombre y se manifiesta hablando el creyente en 

otras lenguas como señal.

Hechos 1:5; 2:4; Lucas 24:49; Hechos 11:15-16.

- Los dones del Espíritu Santo.

Son la investidura de poder sobrenatural que el Espíritu Santo regala a los creyentes fieles.

1 Corintios 12:1-11 y 31  mateo 7:7

- Los frutos del Espíritu Santo.

Gálatas 5:22-26.

- La santificación del creyente.

Inmediata y progresiva, ya que sin ella nadie verá al Señor.

Hebreos 12:14; 1 Pedro 1:15,16; 1 Tesalonicenses 4:3; 1 Juan 2:6.

- La sanidad divina y los milagros.

Isaías 53:4; Mateo 8:16-17; Marcos 16:18; Santiago 5:14-15.

- Los ministerios  y la evangelización del mundo.

Marcos 16:15-20; Efesios 4:11; 1corintios 12:28 al 31; efesios 2:20; hebreos 3:1

- El diezmo y la ofrenda.

Revelados desde antes de la ley y hasta el Nuevo Testamento como principio fundamental
 
en la poderosa ley de la siembra y la cosecha, para llevar adelante la Obra de Dios y

para bendición plena de los verdaderos y fieles creyentes.

Génesis 14:20; 28:22; Malaquías 3:10; Mateo 23:13.

- El levantamiento de la Iglesia por Jesucristo.

Los verdaderos cristianos serán llevados al cielo, arrebatados en un instante de la tierra;

junto con los muertos en Cristo, quienes resucitarán primero.

1 Tesalonicenses 4:14-17; 1 Corintios 15:51-52

- Cristo volverá a la tierra por segunda vez.
 
Siete años después del arrebatamiento, Cristo vendrá en forma personal y visible para 

reinar por mil años.

2 Tesalonicenses1:7; Zacarías 14:4; Mateo 24:30; Apocalipsis 20:4-6.

- El juicio final.

Para todos los que no fueron salvos.

Apocalipsis 20:11-15.

- Cielo nuevo y tierra nueva.

En la cual estará la nueva Jerusalén o ciudad celestial y Dios estará eternamente con su pueblo.

Mateo 24:35; 2 Pedro 3:10-13; Hebreos 1:10-11; Apocalipsis 21:1-3.

- Al morir un verdadero creyente, pasa inmediatamente a la presencia de Cristo al descanso su alma espera.
Permaneciendo allí hasta la resurrección de su cuerpo, que será manifiesta con la venida de Cristo en el Día del Rapto.
y los muertos en cristo resucitaran primero.

1 Corintios 15:23, 52-54; Filipenses 1:21-23.

En la muerte, las almas perdidas van al infierno, donde permanecerán hasta que comparezcan
ante Cristo en el juicio final del Gran Trono Blanco, para ser juzgados según sus obras y
arrojados al lago que arde con fuego y azufre.esta es la muerte segunda pero para los que
estan en Cristo ninguna condenacion hay ni habra...

salvese solo Cristo salva...aleluya.

 

 

 
  40205 visitantes (81343 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=